un párrafo, una estrofa, unas líneas… cada día o de vez en cuando.

Archivo para 27 de mayo de 2012

El sello del Espíritu Santo

En la antigüedad se usaban mucho los sellos. Se han conservado muchos cilindros pequeños que llevaban grabadas figuras o escenas en negativo. Al ser rodados sobre tablillas de barro crudo, imprimían en positivo su impronta. Eran personales o de cargos: signo de autoridad y posesión. Judá pregunta a la desconocida: “¿Qué prenda quieres que te deje?” Contestó: “El anillo del sello con la cinta y el bastón.” Mientras la conducían al suplicio, Tamar envió un mensaje a su suegro: “A ver si reconoces de quién son el anillo del sello con la cinta y el bastón.” (Gn 38,18.25; véase 1 Re 21,8: Jezabel); el sello garantizaba un contrato de compraventa (Jr 32,10-14). Quien lo lleva grabado muestra a quién pertenece.

Al aire del Espíritu, L. A. Schökel