un párrafo, una estrofa, unas líneas… cada día o de vez en cuando.

Deutscher

Etimología y vida

En muchas lenguas el nombre del color rojo deriva de la palabra sangre y esta relación lingüística ha estimulado las mentes de generaciones de exégetas bíblicos, porque tiene que ver nada menos que con el nombre del padre de la humanidad. Según la etimología biblica, Adán debe su nombre al color rojo de la tierra fértil de la que fue creado (adamah), pero adamah deriva de la palabra semítica que describe el color rojo (adam), el cual procede a su vez de la palabra dam (sangre).

El prisma del lenguaje. Cómo las palabras colorean el mundo, Guy Deutscher