un párrafo, una estrofa, unas líneas… cada día o de vez en cuando.

Escepticismo

Soledad de la locura

Probablemente, las confesiones habían sido nuevamente escritas varias veces hasta que los hechos y las fechas originales perdieran todo significado. No es sólo que el pasado cambiara, es que cambiaba continuamente. Lo que más le producía a Winston la sensación de una pesadilla es que nunca había llegado a comprender claramente por qué se emprendía la inmensa impostura. Desde luego, eran evidentes las ventajas inmediatas de falsificar el pasado, pero la última razón era misteriosa. Volvió a coger la pluma y escribió:

Comprendo CÓMO: no comprendo POR QUÉ.

Se preguntó, como ya lo había hecho muchas veces, si no estaría él loco. Quizás un loco era sólo una «minoría de uno». Hubo una época en que fue señal de locura creer que la tierra giraba en torno al sol: ahora, era locura creer que el pasado es inalterable. Quizá fuera él el único que sostenía esa creencia, y, siendo el único, estaba loco. Pero la idea de ser un loco no le afectaba mucho. Lo que le horrorizaba era la posibilidad de estar equivocado.

1984, George Orwell

Anuncios

Escepticismo

Cualquier escepticismo o relativismo respecto a los valores últimos puede hacerse parecer admirable si se basa en esos principios. Es una actitud humilde, a diferencia del orgullo de todos los dogmáticos; opuesta a los fanáticos, ya que demuestra largueza de espíritu; y es tolerante, en oposición a los inquisidores. Desgraciadamente, también es autodestructiva: se ahorca con su propia cuerda. Un especticismo así es también el dogmatismo complaciente de una minoría y, por lo tanto, no está en situación de reprender la similiar complacencia de los dogmatismos minoritarios.

Huid del escepticismo, Christopher Derrick